La Bodega: Un bien necesario

Si vas a comprar un departamento, lo más probable es que Puerto Capital te ofrezca la posibilidad de adquirir una bodega por cierto monto, seguramente en ese momento te preguntarás ¿es necesario? la respuesta es: cada vez más.

Porque no importa qué tan pequeño u espacioso sea tu departamento, siempre llegará el momento en que tendrás que guardar u almacenar cosas que no necesariamente querrás ubicar dentro de tu hogar. Ya sea por cambio de estación (con el consiguiente recambio de vestuario), modernización de artículos o tan sólo por la necesidad de contar con ese espacio para tus más apreciados “cachureos”, finalmente muchos artefactos, muebles y demases van obligadamente a parar a ella.

UNA INVERSIÓN

Pero una bodega no es sólo un área para guardar cosas, también puede transformarse en una inversión. Es por este motivo que cuentan con distintas dimensiones y ubicaciones, lo que a su vez se ve reflejado en los precios.

Otras características a tomar en cuenta a la hora de pensar en su rentabilidad es observar si ésta se ubica en el mismo piso o en el subterráneo, si tiene cercanía con los ascensores, vías de escape u escaleras, entre otros.

Una vez obtenidos todos estos datos, te aconsejamos revisar el reglamento interno del edificio a modo de incluso evaluar compartirla con algún vecino, en caso de que tú no la utilices, por ejemplo.

Finalmente te comentamos que la tecnología también se ha ido integrando a estos espacios, incluyendo detectores de humo y aparatos de ventilación para contrarrestar la humedad que suele acumularse en ellas.

La recomendación es buscar siempre la alternativa que se adapte a tus necesidades y posibilidades de adquisición. Todo espacio encerrado necesita rotación y movimiento. La ventilación y los aromas también son factores importantes en tu bodega, la misma que debe estar bien ordenada. Evita a toda costa malos olores, suciedad y humedad.

En Inmobiliaria Puerto Capital nuestros proyectos también cuentan con bodegas a las que puedas acceder, para guardar aquellas pertenencias que necesites, que te sobren o que simplemente no siempre tendrás a la mano pero de los cuales no puedes ni quieres prescindir.

2017-10-13T00:41:15+00:00